El Café de Colombia

Enviado por administrador el Jue, 14/09/2017 - 21:32
Cafe de Colombia

<h1>HISTORIA CAFÉ COLOMBIANO</h1>

El café Colombiano es uno de los cafés más apetecidos mundialmente, un café 100% Colombiano debe ser de la especie Arábico la cual es producida en regiones cafeteras de Colombia. La calidad del café Colombiano se deriva de todos los factores climáticos y territoriales, adicionalmente del proceso de recolección selectiva y de transformación del fruto mediante su beneficio natural, lavado y secado. Estos factores, de manera conjunta, conducen a la producción de un café sobresaliente, suave, de taza limpia con acidez relativamente alta, cuerpo balanceado, aroma pronunciado y un perfil sensorial de excelente calidad.

El Café de Colombia es sin duda un café sobresaliente, no sólo por su combinación y balance de atributos de calidad, sino por la unión de los productores colombianos de café en torno a su Federación Nacional de Cafeteros, para llevar a cabo un esfuerzo consistente desde que el café llegó a Colombia como una bonita historia hasta que se desarrollaron los instrumentos de respaldo al producto desde el árbol a la taza.

Detrás del producto Café de Colombia se han unido no sólo los productores sino los dueños de marcas 100% Colombiano que son conscientes de la importancia del origen en un café no sólo desde el punto de vista de su calidad sino desde el punto de vista social y ambiental. Para quienes procesan, distribuyen y consumen café colombiano es evidente que el producto debe tener además de una garantía de origen para asegurar que efectivamente venga de la tierra del café ser producido y comercializado bajo los valores de honestidad, trabajo duro y bienestar para el productor, quien se encuentra inmerso en programas de sostenibilidad en acción.

Es así como los consumidores que aprecian el café como mucho más que una bebida, encuentran que consumiendo 100% café colombiano no sólo les permite tener acceso a un referente mundial en el mundo de las bebidas, sino compartir sus valores e intereses en novedosas comunidades que les permiten decir que llevan sus vidas al 100%. Artículo tomado de (Federacion Nacional de Cafeteros , 2010)

La Denominación de Origen Café del Huila ampara al café arábico lavado suave, que procesado se identifica sensorialmente por tener una impresión global balanceada, con notas dulces, acidez y cuerpo medio/alto, fragancia/aroma intenso con sensaciones frutales y acarameladas. Este perfil de taza se deriva de factores climáticos y geográficos propios de esta región, como menor cantidad de horas de brillo solar (3.5 horas/día) por nubosidad, temperaturas constantes durante el día que favorecen la acumulación de compuestos químicos en el fruto y rangos de altura entre 1000 y 2200 metros (msnm). Obteniendo como resultado un grano de café con características de taza uniformes, pese a las variaciones químicas que se dan en el proceso de tostión. Bajo solicitud de la Federación Nacional de Cafeteros, la Superintendencia de Industria y Comercio expidió la Resolución No. 17989 del 16 de Abril de 2013, en la cual se declara la protección del Café de Huila como Denominación de Origen Protegida. Asimismo, el 26 de noviembre de 2013, por medio de la Resolución No. 69904 la SIC delego la Facultad de Autorizar el uso de la DO Café del Cauca en la Federación. Artículo tomado de (Federación Nacional de Cafeteros , 2010)

<h1>DENOMINACIONES DE ORIGEN DEL CAFÉ COLOMBIANO</h1>

Existen diversos instrumentos que permiten asegurar o dar una garantía del origen al café colombiano. En algunos países donde el Café de Colombia es reconocido mediante Denominaciones de Origen aplican ciertas reglas y normas que son en esencia similares a los que aplican otros instrumentos de garantía de origen. Para los países europeos, el instrumento legal previsto para la protección de la calidad del café colombiano es conocido como “Indicación Geográfica Protegida”, y es semejante al que identifica a otros productos europeos de gran reconocimiento mundial. Finalmente, en países de Norteamérica, se protege al Café de Colombia como Marca de Certificación, en tanto que a través de los programas de Marca Ingrediente se han diseñado programas complementarios de garantía de origen en todos los continentes.

Una Denominación de Origen (DO) es un signo distintivo consistente en un nombre geográfico específico utilizado para identificar producto(s) que provienen de dicho origen, y cuya calidad está directamente vinculada con ese origen. Para lograr el reconocimiento de protección de una DO no basta con presentar una solicitud ante las autoridades del país donde se reclama la protección.

Es también necesario adjuntar a la solicitud toda una serie de datos, informaciones y documentos que demuestren ese vínculo entre el origen y la calidad del producto. Para el caso del café colombiano el registro de las DO, incluso, ha estado precedido de enormes esfuerzos que le han dado su reconocimiento en muchos ámbitos. Así, no cualquier producto de un origen específico es reconocido como una DO.

Las Denominaciones de Origen son entonces una forma de amparo legal que permite garantizar a clientes y consumidores que un bien que se identifica con una DO cumple con los procesos y los requisitos de calidad asociados con dicha denominación, comenzando, claro está, con la procedencia de un origen específico.

De esta forma, el consumidor puede confiar en lo que está comprando, y el productor se ve justamente recompensado por sus esfuerzos en producir un producto de calidad superior que cumple los estándares de la denominación. Cualquier imitación o evocación de una DO, sin el cumplimiento de los requisitos legales del caso, constituye una infracción a normas legales del país que haya decretado la protección de la DO.

Con el liderazgo de la Federación, se ha demostrado que la calidad del café cultivado en nuestro país obedece no solo a las condiciones específicas de clima, localización y oferta ambiental, sino también a los cuidadosos procesos de producción asociados con el café . Se trata de factores naturales y humanos que inciden esencialmente en la calidad del producto y que las autoridades de los diferentes países han evaluado y reconocido antes de otorgar una protección especial al producto.

Fue entonces en virtud de esos factores naturales y humanos forjadores de una calidad superior reconocida por los consumidores que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) declaró la protección de la DO Café de Colombia en el año 2005, a solicitud de la Federación Nacional de Cafeteros. Con posterioridad, la misma entidad resolvió proteger los cafés de Cauca, Nariño, Huila y Santander.

Actualmente, la Federación administra las DO del café de Colombia, lo que le permite conceder las autorizaciones del caso a los usuarios que certifiquen su producto.

El café de Colombia fue pionero en los años sesenta y setenta, del siglo pasado, en el uso de la estrategia de marca ingrediente para un producto básico o commodity. A través de la figura de Juan Valdez y la frase "100% Colombian Coffee" se destacaba que el insumo de una marca era exclusivamente café colombiano. Posteriormente esta estrategia se consolidó mediante la creación del logotipo triangular que representa a Juan Valdez con la frase "Café de Colombia", como símbolo de la excelente calidad y atributos percibidos por el consumidor como propios de una historia y un origen.

Las marcas que utilizan el Logo de la Marca Ingrediente Café de Colombia se comprometen a jugar limpio con los productores colombianos de café, respetando el origen de la tierra del café y la calidad del Café de Colombia, sometiéndose voluntariamente a controles de calidad de sus productos comercializados.

El Logo de la Marca Ingrediente Café de Colombia se utiliza en este contexto no sólo como una garantía de origen, sino también como un acuerdo de valores y filosofías, donde las marcas que llevan el Logo apoyan los programas de Sostenibilidad en Acción que se llevan a cabo en Colombia, y respetan profundamente el trabajo y dedicación de los productores colombianos de café. Son clientes que declaran, a través del uso del Logo, que al igual que los productores son 100% dedicados y profesionales. Artículo tomado de (Federación Nacional de Cafeteros , 2010)

Café tiene la marca ingrediente mostrando el compromiso con los pequeños caficultores simbolizando las buenas prácticas de cultivo y el juego limpio. La marca ingrediente en nuestro café Origen de Tierra llena de orgullo nuestra marca.